Iñigo Ruiz Aquerreta

Director de Proyectos

Yo me equivoqué. Siempre he llevado un crítico gastronómico dentro. Pero creía ser un periodista deportivo. Así empezó mi carrera dentro del mundo de la comunicación hace ya unos cuantos años. Tuve la suerte de caer en un Canal +, donde me enseñaron a mirar la realidad desde puntos de vista distintos. Y, sin saberlo, empecé a conectar cables que parecen imposibles de unir. ¿O no es eso la publicidad?

Volví para poder ser yo quien decidiera qué cables juntar. Y desde entonces, disfruto de contar las cosas de otros a mi manera. De pasar horas soñando campañas en paredes de cristal. De ver algunos pequeños sueños cumplidos. De creer que lo mejor está por llegar. Tengo la suerte de conocer a gente increíble y de poder aprender de todos ellos. Y aunque estoy escribiendo esto un miércoles a las 04:40 de la mañana, con muchas cosas en la cabeza que no me dejan dormir, volvería a dar cada uno de los pasos que me han traído hasta aquí. ¡Este es un viaje que merece la pena!

Virginia Jönas Urigüen

Directora de Producción

Desde que tengo uso de razón me ha llamado la idea de buscar, aprender, escuchar historias y luego contarlas. Conocer lugares remotos, profundizar en temas, encontrar los porqués. Cuestionar y cuestionarme. Quizá aquellos comics de Tintín que leía de niña tuvieron algo que ver en todo esto.

No concibo la vida sin la posibilidad de aprender de los demás. Escuchando y compartiendo sus vivencias, su experiencia, sus aspiraciones y proyectos para luego darles voz. Por eso tuve siempre claro que este era mi sitio: la comunicación. Durante muchos años pude hacerlo en medios de comunicación nacionales y extranjeros, en agencias de publicidad y eventos, en otras productoras. En todas aprendí y me curtí. Hoy tengo la suerte inmensa de hacerlo en mi propia casa, con mi gente. En Visual Comunicación.

Jesús Javier Ruiz Aquerreta

Director de Postproducción

Siempre he querido dedicarme a esto. El mundo de la ficción, de la realidad, contar historias, emocionar, conocer gente diferente por todo el mundo…

Y poder hacerlo donde las historias “comienzan” a tomar forma es increíble: en la sala de montaje.

Comencé como la mayoría de “pamplonautas” que trabajamos en este mundillo: becario en una gran productora navarra de entonces. Ayudante de cámara, sonidista, recogecables… Y ahí es donde me dieron la oportunidad de hacer mis primeros “pinitos” en la realización y el montaje audiovisual.

De ahí a la aventura en solitario, breve pero intensa, después con gente, breve pero intensa también. Y finalmente Visual Comunicación, donde he conseguido llevar a cabo mis sueños de juventud y mucho más.

Viajar, conocer mundo, hablar con gente “desconocida” que después de los rodajes acaban siendo “amigos”. Esta bendita profesión me da todo eso y más, aunque también me quite cosas no menos importantes…

Han pasado más de 10 años desde que comenzamos todo esto. Después de superar la peor crisis económica y social de la historia, solo podemos crecer y mejorar. Y en eso estamos.

Uxue Peña Pascual

Productora

Si te levantabas los domingos temprano para ver la repetición del «Un, dos, tres»… , si cuando tenías que presentar un trabajo para el colegio siempre elegías hacerlo en forma de video, si jugabas durante horas a crear programas de radio o tv con tus hermanos o ir al cine era la aventura más esperada de la semana… y si, además, en tu familia te encargabas tú de sintonizar todos los televisores… entonces te pasaba como a mí: que cultivaba una vocación inconsciente, aunque latente, de amor y devoción por el medio audiovisual.

Decidí convertir esta vocación en mi profesión, licenciándome primero en Comunicación Audiovisual en la Universidad de Navarra y diplomándome después en Producción en la ECAM (Escuela de Cine de Madrid).

Tras casi veinte años trabajando en publicidad, televisión y cine; en productoras y grupos como Tornasol Films, Free Your Mind, Sogecine, Turner Time Warner, Mediaset o la Universidad de Navarra y en áreas como la postproducción, la producción, los rodajes e incluso la enseñanza, me reafirmo al decir que este es mi medio y mi lugar. Y me siento inmensamente afortunada de formar parte de él.

José Luis Pimoulier

Director de Fotografía

Nací cuando aún faltaban años para poder ver la televisión en color en este país.Valentina, el Capitán Tan, el Tío Aquiles y Locomotoro conductor de todo menos del codo, fueron personajes de referencia en mi niñez. Muchas tardes de invierno viendo la tele, unido a que en mi casa siempre hubo cámaras de fotos y de súper 8 con las que trastear, todo eso, creo, fue lo que hizo que me dedicara a esta profesión.

¿Y qué hago? Estar detrás de la cámara. Soy el que mira por el visor. Y eso es lo que más me gusta.

Cuando empecé a trabajar todo era analógico. Sabías distinguir si un magnetoscopio reproductor de cintas, fallaba a oído. Ahora todo es mucho más sencillo; apagas, vuelves a encender y a esperar a que se resuelva el problema.

Era feliz (o eso creía) haciendo mis pinitos en el audiovisual hasta que un día de hace unos cuantos años, conocí a dos tipos (Virginia estaba en camino) más locos que yo por el audiovisual. Uno le daba duro al marketing y a la publi y el otro a la edición, montaje y demás.

Así que con estas tres patas para un banco nos dispusimos a contar historias a nuestra manera. Historias en las que conoces a gentes y lugares geniales, sensaciones y olores que de otra forma no hubiera sido posible tener contacto. Y desde entonces no hemos parado.

Me encanta esa “cosilla” de cuando terminas un proyecto y hay que hacer pocos o ningún cambio. Entonces sabes que lo estás haciendo bien. Pero eso sí, siempre intentando aprender cosas nuevas en lo que haces. Porque de todos los proyectos sacas cosas buenas.

A pesar de los días que no duermo en casa, de los fríos, de los calores, de la lluvia, de perder aviones, de las esperas en aeropuertos, del mal comer o no comer (que todo no va a ser maravilloso) me dedico al mejor trabajo del mundo.

¡Esa suerte tengo!

 

Patxi Alda

Postproducción y grafismo

Jamás imaginé que me iba a dedicar a esto”, sobre todo cuando decidí estudiar Bellas Artes. Era fascinante imaginarte como a ese bohemio pintor de las películas, rodeado de musas e ilusiones. Sin embargo, el mundo es mucho más grande que todo eso y el arte está en los sitios más recónditos. Al final, la vida te lleva por los caminos más insospechados. Pero hay que estar abierto a esas oportunidades que se te ofrecen para realizar lo que mejor sabes hacer: crear a partir de un lienzo en blanco.

De mi sueño de pintor pasé a la realidad del mundo 3D y la postproducción, donde comencé a dar mis primeros pasos. Eran tiempos en los que la animación tridimensional asomaba la cabeza y te ofrecía la posibilidad de crear todo aquello que pudieras imaginar. ¿Quién en su sano juicio iba a perder esa oportunidad? Y allí estaba yo, dispuesto a aprender esa herramienta tan atractiva, que ha sido la que me ha llevado hasta aquí. Por suerte, aterricé en una productora donde mis primeros pinitos fueron para Rosana, La oreja de Van Gogh, La Vargas Blues Band o Andrés Calamaro… Todo un sueño. Después trabajé en proyectos para cine, de animación, de divulgación científica o para el Museo Arqueológico Nacional…

Como ya he dicho al principio, “jamás imaginé que me iba a dedicar a esto”, porque es imposible saber dónde te llevará el camino. Pero aquí estoy, formando parte de un equipo estupendo y aportando eso que se me da bien: llenar ese lienzo en blanco haciendo posible lo imposible.

CONTACTO