Nostalgia

Editado el .

Ayer por la noche, me encontré viendo en el IPad viejas canciones de Metallica y de Pearl Jam. Y si, ya lo veis, tuve un ataque de eso que llaman nostalgia. Recordé la cantidad de viajes que me hice Pamplona-Madrid-Pamplona con un Punto rojo a 140, con las ventanillas bajadas, 4 cigarros y el cassete a tope. Si, si, que no hace tanto tiempo que en el coche teniamos el radio-cassete, sin CD. Recordé los sábados sin horas, las sirenas de mar, a mis amigos, al tiempo libre. Pero no solo me acordé de todo eso. También pensé en Madrid. En los 11 años de mi vida que pasé en la capital.

Pensé en la cantidad de gente que he conocido y se ha quedado atrás. Gente que tuvo una influencia decisiva en que ahora esté aquí. Para bien o para mal. Y gente que tuvo la paciencia y el criterio (cuanto abunda la falta del mismo…) para enseñarme que se podían ver las cosas de forma distinta. Que no todo en televisión era sota, caballo y rey. Y que si no traes los goles, no pasa nada. Ahora que leemos y hablamos mucho de la innovación, del detalle, del cuidado por el producto, recuerdo a esa gente que fue innovadora a fuerza de ser joven y de querer cambiar las cosas. Y que hacía un producto excelente, distinto y radicalmente nuevo. Mucho de lo que pasa ahora aquí dentro viene de ahí. Las formas de mirar no son las mismas. La manera de afrontar la realidad no es la misma tras pasar por las experiencias que tuvimos la suerte de pasar. De un modelo de televisión que al principio nadie entendía, pero luego todo el mundo admiraba. Trabajar en Canal + era una seña de identidad, un halo, un sello imborrable. Y su mirada, más cercana a la publicidad que a la televisión en si misma, la que nos moldeó para esta profesión.

Ahora da mucha pena ver como están las cosas.

Sería injusto si me pusiese aquí ahora a enumerar a gente. Seguro que me dejaba a alguien. Pero todo el mundo que se de un poco por aludido con estas letras, está en la lista. Ahora recuerdo hasta con cierto cariño a la gente que no podía soportar en su día.
No se si nunca os lo dije, pero gracias.

Va por vosotros.

Twitter